La Plata Buenos Aires Argentina |

Info de contacto: Teléfono 11 5368.1269 o ID: 655 * 286


El Movimiento Evita pide seguir construyendo unidad popular para frenar la represión y el ajuste

Luego de la liberación de los jóvenes que estuvieron presos en La Plata por reclamar para que vuelva el servicio eléctrico, desde el Movimiento Evita advierten que "visibilizar esta problemática ha sido importante para frenar este tipo de atropellos que llevan adelante ciertos sectores de las fuerzas de seguridad con connivencia del poder político y judicial".


Durante seis días, cuatro jóvenes, dos de ellos militantes de la JP Evita y que llevan adelante un merendero que funciona en el barrio Néstor Kirchner de Melchor Romero y al cual acuden cientos de niños semanalmente, estuvieron detenidos y tras la persistencia y lucha de las organizaciones sociales y de Derechos Humanos, fueron liberados de una causa en las que se los había imputado y arrestado por pedir, tras 72 horas, que le reintegren el servicio eléctrico de EDELAP.

"Con lucha y organización logramos que jóvenes sean liberados tras seis días de arresto", dijo el diputado provincial del Movimiento Evita, Gustavo Di Marzio; quien hizo hincapié en que "fue importante visibilizar lo que sucedió  para frenar con prácticas que lamentablemente son habituales y tienen que ver con la criminalización de la protesta social por parte de algunos sectores de  las fuerzas de seguridad".

"El ajuste, la desidia en los barrios de todos los puntos del país y avalar la represión a los sectores más vulnerables de la sociedad son ejes de este gobierno de CEOS, pero con reflexión y participación activa le decimos basta", aseveró el legislador.

Por su parte el referente de la JP Evita La Plata, Diego Fernández Camillo explicó que "a los pibes los liberaron gracias a la lucha, pero también los arrestaron por la lucha"; y en ese sentido recalcó: "Debemos salir todos los días a construir más organización popular en nuestros barrios y defenderlo entre todos. Este gobierno del ajustazo viene a proponernos dejar a los pibes absolutamente marginados y no podemos permitirlo".

De la constante lucha participaron activamente organismos de Derechos Humanos y miembros de la Campaña  miembros de la Campaña Nacional contra la Violencia Institucional, que coordina el diputado nacional Leonardo Grosso, quienes junto a Di Marzio habían acompañado el pedido de  un habeas corpus para exigir la libertad.