La Plata Buenos Aires Argentina |

Info de contacto: Teléfono 11 5368.1269 o ID: 655 * 286


La Plata: En Casa Ludovica tejen solidaridad y amplían el ropero comunitario

Anticipándose al frío intenso que por una cuestión estacional se vivirá en la Región a partir de junio, la Fundación Ludovica se encuentra en plena campaña "Tejiendo abrigo", que consiste en reunir la mayor cantidad posible de vestimenta de invierno para ampliar el ropero comunitario de la Casa Ludovica.



El lugar, un hogar de tránsito inaugurado hace seis años, es la gran obra de la entidad, pues allí se alojan, con los más completos servicios, las madres con hijos tratados en el Hospital de Niños y que por residir en puntos alejados de nuestra ciudad no tendrían, de otro modo, donde dormir mientras sus nenes reciben asistencia ambulatoria en el centro pediátrico local.

Como signo de la generosidad que la caracteriza, con estas donaciones que acerca a la sede de 14 entre 64 y 65, la comunidad platense vuelve a dar muestras de su predisposición a colaborar cuando se trata de atender las necesidades del prójimo.

Durante todo 2017 la Fundación celebrará su 25º aniversario (que cumplió el pasado 19 de diciembre) con distintas actividades. En mayo es el turno de esta colecta de ropa y accesorios para las mujeres y los pequeños pacientes que, o bien llegan casi de modo repentino a La Plata y no traen la suficiente cantidad de vestimenta para pasar varios días del invierno o directamente, por razones de vulnerabilidad social, carecen del abrigo necesario. De lunes a viernes, de 9 a 16, en 14 Nº 1577, la institución recibe mantas, gorros, guantes, escarpines, bufandas, pulóveres, chalecos de lana y de pólar, pantalones, buzos y camperas. Lo que se pide especialmente es que las donaciones sean, en lo posible, artículos nuevos y que si tuvieron algún uso estén en buenas condiciones, como ya listos para ser utilizados sin necesidad de lavarlos o remendarlos. Ahora, lo que más se requiere es calzado infantil y femenino.

Desarrollada en la segunda planta de un edificio de tres pisos, la Casa Ludovica es un hogar de tránsito que nació para cubrir las necesidades sociales de los pacientes y sus familias. En sus 30 habitaciones -todas con baño privado y provistas con dos camas y cuatro de ellas adaptadas a las personas discapacitadas- recibe a niños que necesitan atención ambulatoria, viven lejos del Hospital y no cuentan con recursos económicos para sostener su alojamiento en la Ciudad. Se provee, además, de todos los elementos para la higiene personal y de sus pertenencias; también de la vajilla necesaria para el desenvolvimiento diario. Se les brinda, asimismo, el desayuno y la merienda (el almuerzo y la cena son provistos por el Hospital, de acuerdo a indicaciones médicas particulares).

"La gente se solidariza con esta obra -señalaron en la Fundación-. Se entera por las redes sociales, la web o los medios de comunicación, replica por miles la información y por suerte son muchos los que hacen algún tipo de aporte".

En rigor, para sostenerse, la Fundación lanza varias campañas al año. La principal es aquella que convoca a la solidaridad de los vecinos, comerciantes e instituciones para reunir alimentos, productos de limpieza del hogar y de aseo personal con los que se mantiene la institución; luego hay una colecta especial, programada para octubre, que junta libros infantiles para repartir entre la biblioteca propia de la Casa y el sistema ambulante que visita las salas del Hospital todos los días para atender las demandas de lectura de los chicos internados. Tampoco faltarán este año los pedidos de aportes de juguetes para el Día del Niño, Navidad y Reyes.

Con la Casa Ludovica se trata, según se explicó, de que las familias que tienen que hacer tratar a sus niños por enfermedades que suelen ser graves no sientan sobre esa situación ya dramática el peso agregado de la falta de recursos que se necesitan para afrontar una estadía en una ciudad ajena.