| Edición Nº3000

Buenos Aires, Argentina


La Justicia falló a favor de dos delegados del Instituto

Este viernes 9 de marzo los trabajadores del INTI recibieron una buena noticia por partida doble cuando llegaron a sus teléfonos los dictámenes de los jueces que aprobaron las cautelares de dos delegados de ATE-Lista Naranja, ambos despedidos el pasado 26 de enero.



El juez Fernando Vilarullo falló a favor de la reinstalación inmediata del delegado Nicolás Pérez Fiorentino y la jueza Viridiana Díaz Aloy hizo lo propio con la delegada Romina Albertotti, en esta oportunidad otorgando un plazo máximo de 48hs para que las autoridades regularicen su situación laboral.

En los dos casos los magistrados los reconocen como delegados con mandatos vigentes y rechazan los despidos pergeniados y ejecutados por el  presidente del INTI, Javier Ibáñez, fuertemente cuestionado en estos días por la decisión inédita de despidos masivos y sin causa en el organismo, la locación de más de sesenta asesores, contrataciones descontroladas y por ser el autor del desguace del organismo.

Fruto de 43 días de permanencia pacífica y un paro total de actividades luego de dos semanas consecutivas el lockout patronal, estas cautelares prefiguran la antesala de una reunión convocada, para el próximo martes 13 de marzo, por el Ministro de Trabajo a través de su Director Nacional Mauricio Rafrecha para dar una respuesta definitiva al conflicto que tiene expectante a la opinión pública y a los industriales en particular.

Las resoluciones de estos jueces no sólo son positivas porque implican la devolución de la fuente laboral a dos delegados injustamente atacados, sino que resultan un golpe al Ministerio de Modernización que, al intrometerce en cuestiones sindicales, quiso tener ingerencia en un ámbito que no es de su incumbencia. Recordemos que sin competencia alguna, y varios meses después de las elecciones de ATE realizadas en diciembre de 2016, la cartera a cargo del ministro Andrés Ibarra pretendió no reconocer a un grupo de delegados. 

La semana que viene dos de ellos vuelven a trabajar, y se espera desde el mismo lunes más y nuevas cautelares a favor de los representantes sindicales del INTI, un Instituto que por estas horas celebra que se ha hecho justicia.