| Edición Nº3199

Buenos Aires, Argentina


"Pese a algunos retroceso en materia de derechos humanos, el mundo sigue reconociendo en la Argentina"

El Concejo Deliberante recibió la visita de la presidenta de la Asociación de Abuelas de Plaza de Mayo quien obtuvo el "beneplácito" por la nominación de Abuelas a recibir el premio Nobel de la Paz.


 Antes de hacer uso de la palabra, Norberto "Chucho" Gómez tomó la posta del bloque de Unidad Ciudadana y señalo: "Hoy estamos aquí para pedir el más justo de los reconocimientos. En este mundo deshumanizado, jaqueado por guerras miserables, acechado por fanatismos autodestructivos, las Abuelas de Plaza de Mayo nos rescatan de la desesperanza".

En la misma línea, pero deslizando una crítica a la gestión oficial, el Concejal sostuvo que "pese a algunos retroceso en materia de derechos humanos, el mundo sigue reconociendo en la Argentina un modelo a seguir en el juzgamiento de crímenes de lesa humanidad".

"Respaldamos la nominación y pedimos el Premio Nobel de la Paz para las Abuelas porque se lo merecen, pero también porque el mundo necesita referencias edificantes como la de ellas: ejemplos contagiosos de militancia en el amor, de perseverancia en la paz, de obstinación en la esperanza, de compromiso con la solidaridad y de apuesta inquebrantable por el Derecho y por la Justicia"

La presidenta de Abuelas expuso estar sumamente emocionada por las palabras de todos los bloques y manifestó que ser nominada al Nobel de la Paz es un mimo importante "pero más importante es seguir luchando por recuperar nietos".