| Edición Nº3178

Buenos Aires, Argentina


Éxodo de inversores lleva a fuerte caída de operaciones bursátiles en Argentina

La caída en el volumen de las operaciones bursátil pone en exposición que los inversores están dejando de lado las acciones argentinas. Fuerte retracción.


La fuerte baja del volumen de las operaciones deja a la vista de todos que los inversores dejan paulatinamente a un lado las acciones de empresas argentinas. El volumen en el índice de referencia Merval bajó en octubre por debajo del promedio diario del año de 772 millones de pesos (US$21 millones). Esto es indicativo de la falta de interés de los inversorsionistas en un mercado de valores que perdió más de la mitad de su valor en términos de dólares este año. 

El éxodo de inversores tiene un denominador común que se nota mucho en otros activos argentinos, entre ellos el peso, la moneda de los mercados emergentes con peor accionar de este año, y los bonos del gobierno. El dinero se va del país porque los operadores buscan evitar los riesgos que van desde un peso volátil hasta el aumento de los costos de endeudamiento y el aumento de la inflación.

 

La volatilidad histórica a 90 días del Merval sigue cerca de los niveles más altos de este año. Tampoco hay una tregua a la vista, dado que se anticipa que la inflación de dos dígitos y una incipiente recesión afectarán las ganancias de las empresas del tercer trimestre, según analistas de Itaú.

 

Una gran proporción de la negociación de acciones argentinas se realiza a través de certificados estadounidenses de depósitos en custodia (ADR, por sus siglas en inglés) en Nueva York, y una tendencia similar también se ha observado allí, dado que el volumen en el índice MSCI Argentina también se ha desplomado en el último mes.