| Edicin N3390

Buenos Aires, Argentina


La última foto pública de Kirchner con vida

El viernes, el ex presidente junto a su esposa CFK recorrieron el centro de Río Gallegos y se tomaron fotografías con transeúntes. El último café en su mesa de bar preferida.


La última foto pública de Néstor Kirchner con vida fue tomada este fin de semana en Río Gallegos, donde el ex presidente se paseó junto a su esposa, la presidenta Cristina Fernández, por el centro de la capital santacruceña, donde la pareja presidencial posó para algunas fotografías con personas que se acercaban a saludarlos. Ese mismo día, Néstor se sentó a tomar un café en el Hotel Santa Cruz, en la misma mesa que siempre eligió cuando pasaba por allí. Así lo publicó el sitio local Opi Santa Cruz , que el lunes publicó una foto del matrimonio con una pareja de transeúntes, junto a su pequeño bebé, que le pidieron a los Kirchner inmortalizar ese momento a través de una cámara. Néstor y Cristina habían arribado a Río Gallegos ese mismo viernes en el vión Cessna Citation 750 matrícula LV-BRJ, máquina alquilada y que saltó al conocimiento público por haber sido el avión que transportó a Antonini Wilson con la famosa valija, informó Opi. Y destacó que esa misma noche, Kirchner mantuvo largas reuniones en el VIP del Hotel Patagonia en pleno centro de Río Gallegos. Sin embargo, en contra de todos los pronósticos, el ex presidente no asistió el sábado al cumpleaños 28 de la Unidad Básica “Los Muchachos Peronistas”, que comanda Rudy Ulloa Igor, y en cambio viajó junto a Cristina a El Calafate, donde falleció esta mañana. Durante su paseo por Río Gallegos, "Kirchner y Cristina se mostraron muy distendidos caminando en pleno centro, fotografiándose con transeúntes y partidarios", informó Opi. Y destacó que Kirchner recorrió los lugares que habitualmente visitaba en otras épocas, como el Hotel Santa Cruz, donde se sentó en su mesa favorita de un área reservada que tiene el bar de ese hotel, lugar que dejó de frecuentar en 2007. Allí, el ex presidente saludó, compartió breves charlas y repartió sonrisas entre amigos y conocidos que pasaban por allí y se sorprendían de verlo.