| Edición Nº3416

Buenos Aires, Argentina


Quieren prohibir la venta de las armas de juguete en la Ciudad

La venta de armas de juguete que consitituyan réplicas a escala de revólveres, pistolas, fusiles o cuchillos de caza denominados "tipo Rambo", quedaría prohibida en la Ciudad de prosperar un proyecto de ordenanza que se presentará en el Concejo Deliberante local y cuyo contenido fue adelantado a este diario. La idea, según se indicó, apunta a evitar que los niños se familiaricen con elementos bélicos pero también evitar que la delincuencia utilice esos juguetes-réplicas para cometer delitos.


El proyecto fue elaborado por la concejal por el Frente para la Victoria, Lorena Riesgo, quién indicó que la norma prevé multas de hasta $5.000 pesos a los comerciantes que la incumplan "o hasta la clausura del comercio", señaló la edil del bloque bruerista. En el articulado del proyecto se indica que "quedará prohibida en todo el ámbito del partido de La Plata la fabricación, venta y/o distribución de réplicas a escala de armas de fuego, armas blancas, y/o juguetes bélicos; y todo tipo de publicidad o difusión que remitan directa o indirectamente a jugar a matar".

CONCIENTIZACION

Asimismo se señala que el Departamento Ejecutivo Municipal, conjuntamente con el Registro Nacional de Armas (RENAR) deberá realizar jornadas, campañas, y otras actividades tendientes a "lograr la toma de conciencia acerca de lo nocivo que resulta para los niños el uso de réplicas de armas de fuego, y la violencia intrínseca de las situaciones impostadas en oportunidad de los mismos".

El no cumplimiento de la norma que se empezará a discutir en la próxima sesión del Concejo Deliberante , según adelantaron fuentes legislativas, será sancionado con una multa inicial de hasta $ 5.000 en tanto la reincidencia o incumplimiento de las sanciones impuestas "será punible de revocatorias de habilitaciones y/o clausura definitiva". En tanto, se aclaró que los comercios que tengan en sus stocks el tipo de mercadería cuya venta se procura prohibir tendrán un año para comercializar esos productos o disponer de ellos. Los recursos recaudados a partir del cobro efectivo de las sanciones serán destinados a la Dirección de Niñez y Adolescencia de la Municipalidad, explicó la concejal Riesgo, que agregó que "con esta ordenanza lo que pretendemos es crear conciencia sobre lo dañoso que es para los niños habituarse a jugar con armas que, encima, se parecen a las de verdad". La edil señaló que "además este tipo de juguetes tienen un parecido con las reales de tal magntitud que inicita a algunas personas a delinquir con ellas y ya se sabe que es mucho más fácil acceder a un arma de juguete que se compra sin ningún requisito que a un arma de verdad".