| Edición Nº3484

Buenos Aires, Argentina


"Un pie en el Río"

Recientemente premiado con la Gran Cruz de Alfonso X, galardón que compartió con figuras de la talla de Jorge Edwards o Plácido Domingo, la nueva obra del historiador y profesor angloespañol Felipe Fernández-Armesto acaba de publicarse en Argentina y merece hacerse un lugar entre los libros del año.



Prolífico y multifacético -biógrafo de Colón, estudioso de «la verdad», historiador de la ciudad de Barcelona- asegura en sus primeras páginas haber escrito un libro sin precedentes y confía en sorprender a muchos. No se equivoca; puede que se haya escrito mucha divulgación científica o cultural, páginas y páginas sobre antropología, y que algunos académicos se hayan despachado con ocurrentes recapitulaciones históricas, pero por lo pronto es seguro que el lector nunca habrá leído una síntesis tan magistral de todo ello junto en poco más de trescientas páginas.
 
Cuando entramos en el agua, dice el autor, la corriente ya no es la misma. Conviene, con este libro, meter algo más que un pie y dejarse llevar por la corriente: lo arrastrará a uno desde los presocráticos hasta nuestro presente de inteligencias artificiales, siempre tras el rastro de «lo humano», siempre persiguiendo la esencia de los cambios. Su punto de partida es preguntarse por qué la cultura humana cambia tanto entre países, por qué evoluciona a ritmo frenético, si acaso puede cambiarse o evolucionar eternamente. Y el esquema básico de determinismos que para explicar estos cambios ha oscilado a lo largo de la historia entre los «partidarios de la naturaleza» y «los partidarios de la cultura» es abordado aquí por el autor, que se apunta en el debate -y justifica sus hipótesis, a veces con mayor, a veces con menor rigurosidad- polemizando sin tapujos.
 
Pero no creo que haya un lector de esos que aman echarse a leer en el sillón y perderse en ensoñaciones al que vaya a importarle demasiado esta polémica. Porque más allá de la opiniones por las que uno finalmente se decante (si acaso estuviera interesado en decantarse por una) la riqueza, el vuelo y la genialidad con la que Fernández-Armesto aborda tópicos como el de la cultura no humana, sea al referirse a la interacción entre orangutanes o a las comunidades de chimpancés, criaturas que lloran, aman y usan herramientas, que se organizan políticamente, tiene picos francamente sublimes y vuelve la experiencia de lectura encantadora. Por cierto: es un hecho, no somos tan especiales, estamos rodeados de seres conscientes e inteligentes que convendría empezar a observar con otra sensibilidad. Y con detenimiento.
 
Polémico, honesto, siempre sabio e inteligente, no encuentro mejor manera de empezar a pensar el primer tramo del siglo XXI que con Un pie en el río: es nada más y nada menos que la visión evolutiva de uno de los más grandes historiadores de nuestro tiempo, y por tanto, puede que un nuevo paso en la comprensión de la historia global de la naturaleza.