| Edición Nº3390

Buenos Aires, Argentina


Transporte ilegal: Con multas de hasta $70 mil, el Municipio clausuró 5 agencias de remises y secuestró 15 vehículos

En el marco de nuevos operativos que se llevaron a cabo en distintos puntos de la ciudad con el objetivo de erradicar el transporte ilegal, la Municipalidad de La Plata clausuró 5 agencias de remises y secuestró 15 vehículos por trabajar por fuera de las normas que regulan la actividad.


En ese sentido, inspectores de la Dirección de Habilitaciones de Taxi, Remis y Transporte Escolar de la Secretaría de Convivencia y Control Ciudadano, en conjunto con personal de la Secretaría de Políticas Públicas en Seguridad y Justicia de la Comuna, realizaron tres operativos en la Terminal de Ómnibus, en avenida 38 y 26 y en la localidad de City Bell, respectivamente.

Según se informó, como resultado de los trabajos se secuestraron 8 remises y 7 automóviles que prestaban servicio para la aplicación "Uber"; al tiempo que se clausuraron 5 agencias de remises sobre las que se efectuaron multas de hasta $70 mil.

Al respeto, desde el área de Convivencia y Control Ciudadano local se detalló que "los 8 vehículos que funcionaban como remises no contaban con la habilitación pertinente y, por lo tanto, no cumplían con ninguna de las exigencias vinculadas con la actividad de transporte de pasajeros" y agregaron: "Además, detectamos 7 autos que trabajaban para "Uber", una modalidad que es ilegal".

"En cuanto a las agencias de remises, se detectó que no contaban con la habilitación municipal para brindar el servicio de transporte de pasajeros, motivo por el cual se procedió a la clausura y se impusieron sanciones económicas de hasta $70 mil", continuaron desde la Secretaría municipal.

Vale recordar que en el marco de los permanentes operativos tendientes a controlar el transporte legal y erradicar el ilegal, en lo que va del año el Municipio sacó de circulación 27 vehículos que transportaban pasajeros sin la habilitación correspondiente y clausuró 13 agencias de remises que funcionaban en las mismas condiciones.

Cabe destacar que el transporte ilegal representa un perjuicio para aquellos trabajadores que se desempeñan en la actividad de manera correcta, cumpliendo las exigencias de la normativa en cuanto al estado del vehículo, las condiciones de seguridad y las obligaciones tributarias.

Por otra parte, la actividad por fuera de la ley pone en peligro permanente tanto a los choferes como a los pasajeros, teniendo en cuenta que el transporte en el que se trasladan no atravesó ningún control que garantice su buen funcionamiento ni la tenencia de los requerimientos necesarios para circular como tal.