| Edición Nº3416

Buenos Aires, Argentina


La Municipalidad de La Plata fue sede de una charla sobre cannabis medicinal y autocultivo

El evento se llevó a cabo en el Salón Dorado y reunió a representantes políticos, profesionales y de las organizaciones de familiares y usuarios de cannabis medicinal. Legislación, medicina, contextos legales y casos de éxito los principales debates.


Este martes se realizó en el Salón Dorado de la Municipalidad de La Plata la charla "Cannabis, Salud y Derechos". El evento buscó intercambiar experiencias sobre el uso medicinal del cannabis y la legislación vigente, haciendo hincapié en los procesos de autocultivo.
La apertura estuvo a cargo del presidente del bloque de concejales de Unidad Ciudadana, Gastón Castagneto quien impulsa desde su banca la creación de un registro de cultivadores de cannabis medicinal en La Plata. "Hoy tenemos una oportunidad histórica de modificar el paradigma y comprender la diferencia entre un cultivador solidario o recreativo y un narcotraficante. Está demostrado en muchísimos casos que el cannabis ha generado mejorías en situaciones en que la medicina hegemónica no ha podido dar respuestas. No hay ley que impida a una madre luchar por la salud de su hijo o hija", afirmó Castagneto.
A continuación tomó la palabra Gloria Juarez, de la Asociación Civil "Cultivadores Argentina" quien recalcó la necesidad de dar un marco de legalidad a todos los cultivadores e investigadores que han quedado excluidos de las garantías que da la Ley 27350 en su reglamentación: "Con la ley actual innumerables patologías quedan excluidas de la capacidad de comprar aceite de cannabis legalmente y se ven obligados a volcarse al autocultivo. Por eso, han surgido múltiples asociaciones que luchan por la regularización", sostuvo Juarez.
La lucha de las familias
Luego, Silvia Franco, también de "Cultivadores Argentina", relató el caso de su hija quien padece una alteración cromosómica única en el mundo y pasó 30 años medicada sin éxito con drogas psiquiátricas y neurológicas. Sin embargo, a partir del uso del cannabis medicinal logró tener calidad de vida. "Les pido que nos apoyen en esta lucha porque necesitamos cultivar en nuestras casas hasta que el Estado pueda realizar las investigaciones. No podemos esperar 20 años y necesitamos que nos protejan", explicó Franco.
A su vez, María Eugenia Sar de la Asociación "Cannabis Medicinal" relató cómo fue el proceso que llevó adelante para conseguir un amparo para poder cultivar cannabis con fines medicinales en su casa. Sar es abuela de un niño con Síndrome de Tourette, un padecimiento que se manifiesta a través de transtornos obsesivos compulsivos y problemas del sueño, entre otros síntomas. 
El tratamiento tradicional para el nieto de Sar se basó en una droga que lo hizo aumentar excesivamente de peso sin mejorar su calidad de vida. Sin embargo, cuando probó el aceite de cannabis el niño volvió a dormir y recuperó movilidad en los músculos.

El testimonio de los profesionales
A continuación habló la abogada María Victoria Baca Paunero quien explicó que en general las denuncias a los cultivadores de cannabis medicinal suelen tener una característica de venganza, ajena a la sustancia en sí. A su vez, relató las consecuencias que genera un allanamiento en una familia que necesita la medicina para mejorar la calidad de vida de uno de sus integrantes.
Luego expuso Emilio Ruchansky, autor del libro "Un mundo con drogas" y editor de la revista THC. El escritor y periodista relató cómo fue la construcción de la legislación de distintas sustancias como los opioides y cuál es la regulación del cannabis en los diferentes países del mundo. "Hoy en día la tenencia y comercialización de drogas es la primera causa de detención en la Provincia, el número ha aumentado significativamente en mujeres y sin embargo el narcotráfico no disminuye, porque está en otra parte que no se ataca", afirmó Ruchansky.
El cierre estuvo a cargo del neurólogo infantil Carlos Magdalena, quien tomó conocimiento público semanas atrás por exponer la realidad de los cultivadores de cannabis medicinal en un canal de noticias nacional. El neurólogo desarrolló cuáles son los efectos que los cannabinoides generan en el cuerpo humano y cómo ese impacto puede ayudar a mejorar la salud de personas con diversas patologías que no responden a tratamientos convencionales.
"Nosotros estamos amparados pero también obligados a ir más allá y asumir el compromiso porque juramos defender la salud. La salud no es negocio, la enfermedad lo es. El tema del cannabis en Argentina no lo instaló la corporación médica sino aquellas personas que tenían cultura cannábica y familiares de personas con alguna patología. En este tema el saber no lo tiene el médico", concluyó Magdalena.
La situación del cannabis medicinal en nuestro país
La producción y consumo del cannabis medicinal se encuentra regulada en Argentina mediante la Ley 27350 de "Investigación médica y científica del uso medicinal de la planta de cannabis y sus derivados", aprobada por unanimidad en ambas cámaras legislativas nacionales en 2017.
Si bien la Ley significó un importante avance en materia de legislación, la misma sigue manteniendo en la clandestinidad los procesos de autocultivo dándole sólo a las empresas el control de la producción de cannabis con fines medicinales. Esta realidad hace que muchas personas enfrenten procesos penales que muchas veces ponen el peligro la vida de los usuarios.
A su vez, la Ley no contempla el uso de esta medicina en patologías como cáncer y afecciones que afectan a huesos, músculos y articulaciones, entre otras cuestiones.
Cabe destacar que actualmente en nuestro país, el cultivo de este tipo de medicina sólo le fue habilitado a una empresa jujeña perteneciente al hijo del gobernador Gerardo Morales.