| Edición Nº3395

Buenos Aires, Argentina


Cambiemos busca debatir el blanqueo laboral y el financiamiento político

El oficialismo buscará nuevamente sortear las trabas del peronismo y darle impulso en el Senado a dos de los proyectos que más le interesan al Gobierno.


Tanto los senadores del oficialismo como los del peronismo demuestran públicamente voluntad de llevar la discusión sobre financiamiento de partidos al recinto mañana, pero extraoficialmente objetan algunos puntos de la propuesta como la prohibición de que los sindicatos aporten a las campañas electorales.

La sesión, que requiere una mayoría especial para ser aprobada, fue pospuesta en dos ocasiones y fue nuevamente convocada para mañana, antes de los feriados por Semana Santa, aunque varias fuentes de las bancadas mayoritarias consultadas por Télam se excusaron de dar certezas de que finalmente se concrete en una semana de sólo tres días hábiles.

En cuanto al blanqueo de trabajadores, una ley que presentó el viernes pasado el senador nacional Roberto Basualdo en nombre del oficialismo, un plenario de comisiones que iba a abrir el debate se frustró la semana pasada en el Senado ante la ausencia sin aviso de la cúpula de la CGT y fue reprogramada, también para mañana.

Así, si prosperan las pretensiones de Cambiemos en el Senado, ese día desde mañana a las 10.30 se discutirán en un plenario de las comisiones de Presupuesto y Hacienda y Trabajo los alcances de la propuesta de blanqueo laboral, y por la tarde podría concretarse la demorada sesión sobre financiamiento.

El proyecto de financiamiento, que unifica varias iniciativas tanto del oficialismo como de la oposición, levanta la prohibición para que las empresas privadas puedan aportar a las campañas y bancariza los aportes de dinero con el objetivo de que no haya fondos provenientes de actividades ilícitas en este campo.

En cuanto al blanqueo laboral, también públicamente todos los actores, especialmente las centrales sindicales y el PJ, sostienen que "es una ley necesaria" pero cuestionan los artículos que dejan afuera del cálculo de indemnización al aguinaldo, los premios, los bonos y otros beneficios.

Pese a que estaba invitada, la CGT decidió no aparecer el martes último en el plenario de comisiones y, según fuentes parlamentarias consultadas, el motivo no fueron las discrepancias por la propuesta sino el hecho de que el Gobierno aún no transfirió los 13 mil millones de pesos de fondos para las obras sociales sindicales que habían sido cedidos a través del Decreto 251/19.