| Edición Nº3359

Buenos Aires, Argentina


El gobierno minimizó la derrota en Córdoba

Tanto el secretario general de Presidencia como la ministra de Seguridad aseguraron que la Casa Rosada no tuvo "candidato" en la provincia mediterránea. 


El secretario general de Presidencia, Fernando de Andreis, aseguró este lunes que los resultados de las elecciones en Córdoba "no tienen análisis o relevancia a nivel nacional", aunque reconoció que "el haber ido divididos perjudicó" a Cambiemos en ese distrito.
 
Por su parte, la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, afirmó que el Gobierno no tuvo "candidato" en Córdoba, pese a que el radical Mario Negri, que salió segundo, tuvo un compañero de fórmula del PRO y recibió las visitas de Elisa Carrió y María Eugenia Vidal durante la campaña.

Durante una conferencia de prensa en Casa Rosada, De Andreis resaltó que "este tipo de situaciones también fortalecen el vínculo" del oficialismo local con sus aliados políticos.

Fue luego de que el gobernador cordobés, Juan Schiaretti, se consagrara reelecto este domingo en su provincia con el 54% de los votos, según los resultados del escrutinio provisorio.

En ese distrito, Cambiemos no pudo llegar a un acuerdo y se dividió en dos listas: una encabezada por el intendente de la ciudad capital, Ramón Mestre, y otra liderada por el diputado nacional y postulante de la Casa Rosada, Mario Negri.
Pese a la derrota, De Andreis precisó que el Gobierno está "muy contento con la construcción territorial en la mayoría de las provincias".
 
"La línea de trabajo va a seguir siendo la misma. Nosotros con el radicalismo y con la Coalición Cívica, así como también con otros espacios, conformamos Cambiemos y creemos que es una experiencia sumamente exitosa e inédita", destacó.

En este sentido, recordó que "nadie daba un mango" por que este frente "llegara junto a (las elecciones del) 2015 y no solo se llegó, sino que también se ganó".

"Divididos no sumamos"
Acompañado de la ministra de Seguridad, Andreis sostuvo que "lo de Córdoba fue y es una excepción y un aprendizaje" para el Gobierno.

Además, consideró que "desde hoy ya se tiene que poner en marcha una dinámica de conversación y de dinámica para reconstruir el vínculo e ir todos juntos".
 
"Para nosotros (los resultados de los comicios provinciales) son un puntapié para volver a unir y acercar posiciones de los distintos espacios en Córdoba para encarar las elecciones nacionales en agosto de este año", agregó De Andreis.

Por su parte, Bullrich explicó que "el Gobierno no tenía un candidato" en esta provincia porque "lamentablemente, no hubo capacidad de gestar una sola fórmula" y "fue dividido".

"Esto tiene que ser un aprendizaje tanto para Córdoba como para el resto del país: divididos no sumamos y no le hace bien al proyecto de Cambiemos", señaló.

Además, la funcionaria indicó que "si los gobernadores cambian las fechas de las elecciones (locales) y no las hacen con la nacional, es porque quieren poner el punto en sus gestiones provinciales".
.
Por otra parte, la ministra de Seguridad opinó que "sería una irresponsabilidad" del Ejecutivo nacional "decir que el gobernador Schiaretti es parte del narcotráfico" en Córdoba.


 
De esta manera, la funcionaria se distanció de las declaraciones de la diputada oficialista Elisa Carrió, quien días atrás acusó a esa provincia de ser "el centro de distribución de droga en el interior".

"Nosotros consideramos que hay lugares donde puede haber mejores estrategias, otras donde haya estrategias más conservadoras, pero donde hay alguien involucrado, lo denunciamos", comentó Bullrich al respecto.

Además, la ministra subrayó que "la lucha contra el narcotráfico no es una herramienta" que utiliza el oficialismo en campaña y que "cuando se detiene a un dirigente o a un funcionaria, ni siquiera se habla de su partido".