| Edición Nº3564

Buenos Aires, Argentina


Condenado por abusar de su hija fue expulsado del país por Migraciones

El abogado Gabrielle Rubbiani, de nacionalidad italiana, condenado a 10 años de prisión por el delito de abuso sexual gravemente ultrajante, reiterado y agravado por el vínculo por ser la víctima su hija cuando tenía 12 años, fue deportado anoche a su país por el Ministerio del Interior, Obras Públicas y Vivienda por medio de la Delegación San Luis de la Dirección Nacional de Migraciones.


Los abusos los había cometido en 2012 y la madre hizo la denuncia en 2014 al tomar conocimiento del hecho. Luego de haber estado prófugo durante más de 3 meses y pesar en su contra una orden de captura librada por Interpol, en 2015 se efectuó un primer juicio que tramitó como proceso abreviado, el cual permitió a Rubbiani declararse culpable y obtener una condena de 3 años y medio de reclusión.

Luego, a instancias de la familia de la víctima, el primer juicio fue anulado por el Superior Tribunal de Justicia provincial, ordenando la realización de uno nuevo, que fue llevado adelante por la Cámara Penal N° 1, la cual lo declaró culpable y condenó a la pena de 10 años de prisión el 18 de abril del año pasado.

Por su parte, Migraciones le canceló la residencia permanente que tenía desde 1974, ordenó su expulsión del territorio y le prohibió el reingreso de manera permanente. Con este dictamen el organismo del Ministerio solicitó al Juzgado de Sentencia en lo Penal, Correccional y Contravencional y de Ejecución Penal de la ciudad de San Luis que dispusiera el extrañamiento de Rubbiani, es decir, la autorización judicial para que salga del territorio, petición que fue concedida el 7 de julio de 2019.

Finalmente, la deportación se concretó anoche. A las 22:45 partió del Aeropuerto Internacional de Ezeiza custodiado por la Policía Federal rumbo a Roma.