| Edición Nº3560

Buenos Aires, Argentina


La Justicia porteña dio lugar a una cautelar de ATE a favor de los Agentes de Tránsito

Se hizo lugar a la medida cautelar presentada por ATE Nacional para garantizar salud y condiciones de trabajo de los Agentes de Tránsito.


Luego de la tragedia ocurrida hace escasos días con los Agentes de Tránsito Cinthia Choque y Santiago Siciliano, la Justicia de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires ordenó al Gobierno de la CABA a garantizar de forma inmediata la protección de la vida, la salud y las condiciones de trabajo de los Agentes de Tránsito, y a que se abstenga de rescindir los contratos vigentes.

La Jueza López Vergara, a cargo del Juzgado Contencioso Administrativo y Tributario de la Ciudad Nº 6, Secretaría 12, sostuvo que el caso se relacionaba ni más ni menos con el "derecho a trabajar y con la protección que debe brindársele al trabajador", así como con las normas que el GCBA está obligado a cumplir, tales como son el Art. 14 bis de la Constitución Nacional, los Convenios Nº 155, 187 y las Recomendaciones 164 y 197 de la OIT y las disposiciones de la ley local 2540 que buscan promover la seguridad, la salud en el trabajo y condiciones dignas de labor.

Luego de describir la situación de precariedad en la que los Agentes de Tránsito realizan sus tareas, quienes en su gran mayoría son monotributistas y carecen de estabilidad y de condiciones elementales de seguridad y protección, la magistrada hizo lugar a la medida cautelar solicitada por ATE Nacional y, entre otras consideraciones, sostuvo que "Los Agentes de Tránsito son seres humanos que través de su presencia permanente en la vía pública tienen a su cargo el control del tránsito vehicular, la educación vial y velan por la seguridad y cuidado tanto de los peatones como de los conductores. Pero… ¿quién cuida de ellos?".

"Desoír estos pedidos de los litigantes, hablaría más que de una justicia ciega para cumplir con el contenido de su obligación de imparcialidad, de una justicia sorda a tales reclamos y una total falta de empatía con los semejantes", agregó la Jueza López Vergara, que en consecuencia ordenó al GCBA que garantice la prevención y cobertura de prestaciones frente a riegos del trabajo de los Agentes de Tránsito, y asimismo, que se abstenga de despedirlos hasta tanto se regularice la situación.

Es lamentable que tenga que haber otra muerte para que se visibilice este tipo de reclamos, y es importante señalar que tanto en el Estado Nacional, como en las provincias y municipios del país hay miles de trabajadores estatales precarizados a quienes no se les respetan las condiciones mínimas de protección del trabajo: Carecen de obra social, aportes, ART, salario mínimo, vital y móvil garantizado por la Constitución Nacional y, por supuesto, de estabilidad en sus empleos.

Verónica Báez es trabajadora Agente de Tránsito del Gobierno de la Ciudad, y aunque ella pertenece a la planta permanente, es una de las referentes del grupo de trabajadores que se organizaron y acercaron a ATE para pelear por los derechos de los precarizados. Esta tarde, Báez manifestó: "Estamos muy contentos de que haya salido esta medida cautelar, porque desde el momento en el que decidimos manifestarnos para reclamar por nuestros derechos básicos fuimos amenazados con perder nuestros puestos de trabajo, e incluso se nos dijo que el cuerpo de Agentes de Tránsito iba a dejar de existir por la causa del amparo de Vera. Esta medida cautelar representa un gran triunfo para nosotros porque nos ayuda a no tener miedo a ser despedidos. Es necesario que se termine con la precarización laboral".

"Estamos muy agradecidos con ATE, ya que nos sentimos protegidos y tenemos las mismas ideas en cuanto a la defensa de nuestros derechos como trabajadores y trabajadoras. No queremos que nuestras funciones dentro del Estado sigan teniendo que ver más con la recaudación que con la seguridad vial. Somos funcionarios públicos y cuidamos a los ciudadanos, y creemos que si el Estado no puede cuidar a sus propios trabajadores, no puede cuidar a los ciudadanos", agregó la Agente de Tránsito.