| Edición Nº3562

Buenos Aires, Argentina


Lula pretende recorrer Brasil y luchar por anular su sentencia

El ex presidente Luiz Inácio Lula da Silva, en caso de ser liberado hoy de su celda en la ciudad de Curitiba, pretende posicionarse políticamente y recorrer el país luego de haber estado 580 días preso por corrupción y ser beneficiado, desde anoche, con una nueva jurisprudencia para detenidos sin sentencia firme.



Los abogados de Lula presentan hoy ante la Superintendencia de la Policía Federal un pedido para ejecutar el fallo de la Corte que permite la liberación del líder opositor.

"Lula pretende preparar un mensaje a la Nación cuando salga de esta prisión política", dijo Joao Paulo Rodrigues, coordinador del Movimiento de trabajadores Sin Tierra, que lo visitó este jueves en la sede del a Policía Federal en Curitiba.

Según contó el propio Lula en recientes entrevistas, su intención es recorrer el país y luchar ante la Corte para anular su sentencia, sobre todo en un proceso en el cual acusa al juez que lo condenó, Sergio Moro, hoy ministro de Justicia de Bolsonaro.

La decisión depende de la jueza Carolina Lebbos, de Ejecución Penal, alineada con los fiscales de Lava Jato y quien quiso enviar a Lula en agosto a una cárcel con presos comunes, decisión que fue frenada por la corte.

El fallo del Supremo Tribunal beneficia a 14 presos por corrupción de la Operación Lava Jato y otros 4.800 por otras causas.

La magistrada debe determinar si Lula corre riesgo de fuga o puede entorpecer las investigaciones de su caso, por el cual fue condenado a 8 años y 10 meses de prisión, por supuestamente recibir como soborno un departamento en la ciudad de Guarujá por parte de la empresa constructora OAS.

Rosángela da Silva, novia de Lula desde marzo de 2018, anunció en las redes sociales que lo buscará a la salida de la prisión en caso de que la liberación ocurra en la sede de la Policía Federal de Curitiba.

La esposa de Lula, Marisa Leticia Rocco, falleció en febrero de 2017 por un ACV, en medio de los escándalos sobre corrupción en Petrobras y los operativos contra su marido.

Ella también fue procesada por el ex juez Moro.