Fernández destacó la necesidad de que el regreso de argentinos al país sea "dosificado" y "controlado"

| Edición N° 3808

Buenos Aires, Argentina

22-03-2020 |


Fernández destacó la necesidad de que el regreso de argentinos al país sea "dosificado" y "controlado"

El jefe de Estado recordó que "después del 13 de marzo", cuando anunció que el país era víctima de una pandemia, "desde ese día se fueron más de 20 mil argentinos al exterior", lo que calificó de "incomprensible".



El presidente Alberto Fernández destacó hoy la necesidad de que el ingreso al país de argentinos provenientes del exterior sea "dosificado" para que pueda ser "controlado", al advertir que "si entran de a miles", el sistema sanitario "no puede" hacer las evaluaciones correspondientes ante la pandemia de coronavirus.

"No hablaría de cerrar aeropuertos, sino de dosificar la llegada de pasajeros para que podamos controlar", expresó el mandatario, durante una entrevista con el canal América, y enfatizó que el objetivo es "cuidar a los argentinos que están" en el país.

"Uno les está avisando lo que pasa y ellos se van, y muchos de los que ahora reclaman ser repatriados son esos argentinos", dijo y añadió que esa situación presenta un "dilema": "Si te avisé que estabas en un problema, ¿por qué te fuiste?", preguntó, aunque aclaró que "no todos los casos son así".




Al respecto, Fernández sostuvo que resulta necesario que "el ingreso de argentinos al país sea controlado, porque si entran de a miles el sistema sanitario no puede controlarlos adecuadamente".

En ese sentido, ejemplificó que por el paso fronterizo Foz de Iguazú, en Brasil, "no paran de llegar argentinos", a raíz de que "los que no consiguen vuelos a Argentina van a Brasil y cruzan por allí".

No hablaría de cerrar aeropuertos, sino de dosificar la llegada de pasajeros para que podamos controlar”


Por ese motivo, el mandatario indicó que avanzará en acciones con el ministro del Interior, Eduardo "Wado" De Pedro, para "dosificar" también el "ingreso por las fronteras terrestres para que podamos controlarlos, porque todos los que entran tienen que ir a una cuarentena".

"No es un problema de insensibilidad sino de poder cuidar a los argentinos que estamos acá y los que están en edad de riesgo, los otros que esperen", concluyó.