Desde la Gobernación Bonaerense se mostraron preocupados por la detención de migrante senegalés en La Plata

| Edición N° 3769

Buenos Aires, Argentina

16-06-2020 |


Desde la Gobernación Bonaerense se mostraron preocupados por la detención de migrante senegalés en La Plata

Desde la Subsecretaría de Derechos Humanos de la Provincia de Buenos Aires expresamos nuestra preocupación por el accionar de funcionarios municipales de la ciudad de La Plata y de la Policía de Prevención Local sobre las comunidades migrantes, que contuvieron un sesgo racista y discriminatorio.


En este marco repudiamos los actos de violencia institucional sufridos por la comunidad senegalesa platense en el marco de un mega operativo a cargo de la Secretaría de Convivencia y Control Ciudadano del municipio en conjunto con agentes de la Unidad de Policía de Prevención Local. Este tipo de procedimientos son desproporcionados, arbitrarios e irrazonables y constituyen prácticas ilegales e ilegítimas que vulneran de manera manifiesta derechos humanos elementales de la comunidad migrante.

Para una convivencia en respeto de los derechos humanos, en estos casos deben primar el acercamiento y el diálogo como mecánica de resolución de conflictos. Impulsar esas instancias es una obligación de los organismos del Estado.

Luego del pedido de un grupo de migrantes senegaleses, a través de la Dirección de Políticas contra la Violencia Institucional y la Dirección de Pluralismo e Interculturalidad acudimos a la Comisaría 1° de La Plata para garantizar el debido proceso en torno a la detención del migrante senegalés M. N. Hablamos con él, constatamos su estado de salud y nos comunicamos con la fiscalía interviniente para expresar nuestra preocupación sobre los hechos, conocer los detalles de su imputación y las actuaciones realizadas. Por la tarde M.N fue liberado.

Las gestiones tanto de la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación como de la Subsecretaría de Derechos Humanos de la Provincia de Buenos Aires, vuelven a poner a los Derechos Humanos en la centralidad de las políticas públicas, teniendo como uno de los ejes principales el trabajar en políticas contra la violencia institucional. Con este propósito, resulta imprescindible a la hora de recuperar un rol activo y reparador del Estado en esta materia, poner fin a los actos de racismo y discriminación. No se pueden dejar pasar actos discriminatorios, no es posible avalar la violencia en la Argentina del 2020, una Argentina para Todxs.