El intendente de Salto consideró que abrir las escuelas “podría agravar la situación”

| Edición N° 3884

Buenos Aires, Argentina

07-10-2020 | PANDEMIA


El intendente de Salto consideró que abrir las escuelas “podría agravar la situación”

Ricardo Alessandro dijo que hará lo que la Provincia indique, pero consideró que a dos meses de terminar el ciclo lectivo, sería mejor no exponerse.



El intendente de Salto, Ricardo Alessandro, advirtió que la reapertura de escuelas podría “agravar la situación” que viven muchos distritos en relación a la propagación del COVID.

En declaraciones a Bien de Radio por Radio Provincia sostuvo que “vamos a hacer lo que nos indique la Provincia, pero faltando dos meses para que terminen las clases, no creo que nadie se quiera exponer ante un conglomerado de gente” y añadió que “la escuela puede ser una complicación que a lo mejor puede agravar la situación, no sé si va a ser tan fácil”.

En relación a la situación sanitaria de su distrito, indicó que “tenemos 80 casos activos y alrededor de 900 positivos sobre una población de 38.000 habitantes y estamos en fase 4 con 11 fallecidos, el último esta mañana”.

En ese sentido, Alessandro agregó que en materia de asistencia “no estamos mal, reforzamos el sistema sanitario, recibimos una ayuda invalorable de la Provincia, tenemos 10 respiradores, estamos a un 40% de ocupación de camas y no tenemos problemas tan serios como nuestros vecinos de Arrecifes, Pergamino, San Nicolás, Colón, Capitán Sarmiento, Baradero, Chacacubo  y Junín”.

El jefe comunal advirtió que lo más difícil es controlar a los chicos y explicó que “recién recorrí la costanera y los chicos se juntan, no respetan los círculos que hicimos en los espacios públicos y hasta comparten el mate”.

Sobre la situación económica, Alessandro destacó que “nosotros somos bastante privilegiados porque tenemos 163.000 hectáreas de campo, todas fértiles y sojeras, con un valor de U$S 18.000 la hectárea. Las fábricas que tenemos son esenciales y no han parado. La secretaría de Salud y la dirección del hospital trabajaron muy bien”.

Adelantó que próximamente “vamos a permitir mesas en la calle para que puedan trabajar confiterías y bares. No van a abrir teatros, boliches y las escuelas están cerradas” por el momento.