Pretender que playeros y playeras se conviertan en agentes de seguridad municipal es un verdadero disparate

| Edición N° 3974

Buenos Aires, Argentina

17-12-2020 |


Pretender que playeros y playeras se conviertan en agentes de seguridad municipal es un verdadero disparate

La concejala del Frente de Todos, Victoria Tolosa Paz, no ahorró críticas para con el gobierno platense del intendente Julio Garro por un proyecto vinculado a los estacioneros y su vinculación con el control ciudadano.


En un comunicado, Tolosa Paz dijo: “ante el intento del intendente de la ciudad de La Plata, doctor Julio Garro, de trasladar a los expendedores de combustibles responsabilidades y deberes que son propios e irrenunciables del Gobierno Municipal, manifestamos nuestro más enérgico rechazo y nos solidarizamos con los trabajadores y trabajadoras nucleados en el Sindicato de Obreros y Empleados de Estaciones de Servicio y en la Federación de Estaciones de Servicio,  ante este atropello”.

“Concretamente, el intendente pretende -mediante la presentación de un proyecto de ordenanza que elevó a este Concejo Deliberante- que los trabajadores de las estaciones de servicio hagan las veces de agentes de "control ciudadano",  controlando que las motos que no cuenten con una oblea de seguridad no puedan cargar nafta”, disparó. 

Agregó: “¿Hace falta, a esta altura, recordarle al señor intendente que esa -precisamente- es su responsabilidad?”.

“Hoy el señor intendente pretende que los playeros y playeras, que en definitiva son trabajadores que tienen sus propios convenios -y por eso mismo no tienen porqué responder a las ocurrencias inconsultas del poder político municipal-, hagan el trabajo que no quiere o no puede hacer el propio Municipio”, indicó.

Agregó: “señor intendente, si el Ejecutivo se hubiese ocupado de equipar y reforzar los controles en los accesos a la Ciudad -que siguen siendo un colador pese a las reiteradas promesas que usted ha formulado ante este Concejo Deliberante-  seguramente hoy no estaríamos tratando este tema”.

“La inseguridad es un problema real, concreto y grave. Coincidimos. Ahora, la solución no es justamente trasladarles la responsabilidad a trabajadores y trabajadoras que nada tienen que ver en la materia. Permítamele decirle que ante un problema, el único camino posible es el de hacerse cargo y resolverlo”, sostuvo.

“Hay un problema. Nosotros estamos a disposición para dialogar, para trabajar en la búsqueda de consensos y, en definitiva, para  encontrar una solución. Pero siempre desde el diálogo, desde una construcción franca y sincera, nunca desde la imposición. Y mucho menos desatendiendo las responsabilidades que nos tocan como servidores públicos”, concluyó.